miércoles, 29 de junio de 2011

No hay dos sin tres

La idea de hacer este corto vino de intentar la audacia de contar una historia en un solo plano secuencia, excepto los créditos. Así que inventé la historia, ensayamos mucho y la cosa salió a la tercera o cuarta vez de grabarlo. El corto recibió tres premios muy diferentes: El premio al mejor actor en el Festival de cortos de Punta Umbría, el de mejor montaje en el Certamen de cortos en Carcabuey y un premio en el certamen Noos sobre temática homosexual. En fin, una sorpresa para un corto tan escueto pero también intenso.

video